Tradición Alfarera

Home -> Qué Visitar -> Tradición Alfarera

#EL ARRAIGO DE LA ALFARERÍA EN ALBOX

Albox es una población con amplia relación e implantación de talleres dedicados al noble y duro trabajo de transformar el barro en elementos útiles para la vida cotidiana desde tiempo inmemorial. Esta población ha tenido a lo largo de su historia gran número de alfarerías y tejeras que han surtido al levante almeriense por su gran calidad y ajustada economía.

Todos estos oficios se transmitían por tradición familiar de padres a hijos, era una forma de asegurarse un modo de vida requiriendo una gran experiencia artesanal debido al gran número de procesos a realizar y dominar. En Albox persiste aún el recuerdo del arraigo de las alfarerías en los nombres de sus calles, como la de “Las Tejeras”, “Las Alfarerías”, donde decenas de maestros alfareros cocían el barro y enseñaban este oficio a gran número de aprendices. Todos los procesos de elaboración apenas han sufrido modificaciones en miles de años. Se utilizaba la fuerza de las manos artesanas, aunque el invento del horno y después el del torno junto con el esmaltado de las piezas fueron hitos históricos que revolucionaron la fabricación y capacidad de producción masiva.

#EL ARRAIGO DE LA ALFARERÍA EN ALBOX

Albox es una población con amplia relación e implantación de talleres dedicados al noble y duro trabajo de transformar el barro en elementos útiles para la vida cotidiana desde tiempo inmemorial. Esta población ha tenido a lo largo de su historia gran número de alfarerías y tejeras que han surtido al levante almeriense por su gran calidad y ajustada economía.

Todos estos oficios se transmitían por tradición familiar de padres a hijos, era una forma de asegurarse un modo de vida requiriendo una gran experiencia artesanal debido al gran número de procesos a realizar y dominar. En Albox persiste aún el recuerdo del arraigo de las alfarerías en los nombres de sus calles, como la de “Las Tejeras”, “Las Alfarerías”, donde decenas de maestros alfareros cocían el barro y enseñaban este oficio a gran número de aprendices. Todos los procesos de elaboración apenas han sufrido modificaciones en miles de años. Se utilizaba la fuerza de las manos artesanas, aunque el invento del horno y después el del torno junto con el esmaltado de las piezas fueron hitos históricos que revolucionaron la fabricación y capacidad de producción masiva.

Albox sigue contando con uno de los talleres en activo más antiguos de la provincia de Almería “Alfarería Los Puntas” con hornos de 300 años de historia, recientemente nombrado por la Consejería de Turismo como “Punto de Interés Turístico”. En toda la provincia han sido muy conocidos los productos que salían de sus hornos, los cántaros para el agua, el botijo chapado de arriero, las “cantaricas” para las siegas. También fue muy reconocida la “Alfarería de Agua” o de “Barreño” como pueden ser los tarros de ordeño de las cabras, el “cuezo” para el queso y en noviembre se fabricaban los lebrillos y las orzas para las “matanzas” y el aceite, estas últimas vidriadas en blanco un con “churretones” azules, recibiendo distintos nombres según sus usos y tamaños: mantequera, barrilera, cortaera y la orza de tres reales.

#ALBOX, CUNA ALFARERA

El taller «Los Puntas», Bien de Interés Histórico Artístico y Empresa artesana Protegida desde 1981. ¿Cuál es su singularidad? En realidad, son varios los motivos de esta protección, pero el principal de ellos es la existencia en sus instalaciones de un horno de leña árabe del siglo VIII que aún continúa en funcionamiento y que a lo largo de los años ha servido de sustento a una saga de artesanos. También su torno es genuino. Instalado en el subsuelo del taller, como es tradicional en la zona, es de los pocos que quedan en España.

Entre los herederos de este taller se encuentran Antonio y Francisco Alfonso Fernández, nombrados recientemente Maestros Artesanos de Andalucía por la Consejería de Comercio, un reconocimiento a trayectorias profesionales que han destacado en el campo de la artesanía y que han invertido esfuerzos por mantener viva la cultura y la tradición.

La tarea de conservar un legado de doce siglos, como es el horno moruno, en perfectas condiciones de uso se ha convertido en ocasiones en un acto heroico. «Es costoso y ralentiza la producción, pero es un placer contribuir a su conservación, a pesar de que supone muchísimo sacrificio».

#ALBOX, CUNA ALFARERA

El taller «Los Puntas», Bien de Interés Histórico Artístico y Empresa artesana Protegida desde 1981. ¿Cuál es su singularidad? En realidad, son varios los motivos de esta protección, pero el principal de ellos es la existencia en sus instalaciones de un horno de leña árabe del siglo VIII que aún continúa en funcionamiento y que a lo largo de los años ha servido de sustento a una saga de artesanos. También su torno es genuino. Instalado en el subsuelo del taller, como es tradicional en la zona, es de los pocos que quedan en España.

Entre los herederos de este taller se encuentran Antonio y Francisco Alfonso Fernández, nombrados recientemente Maestros Artesanos de Andalucía por la Consejería de Comercio, un reconocimiento a trayectorias profesionales que han destacado en el campo de la artesanía y que han invertido esfuerzos por mantener viva la cultura y la tradición.

La tarea de conservar un legado de doce siglos, como es el horno moruno, en perfectas condiciones de uso se ha convertido en ocasiones en un acto heroico. «Es costoso y ralentiza la producción, pero es un placer contribuir a su conservación, a pesar de que supone muchísimo sacrificio».

#CALLEJERO

Accede a nuestro callejero para consultar más detalladamente lo que estás buscando

#VUELVE PRONTO